pintura

Josep

Guinovart

Barcelona, 1927 - 2007

Paper d´arròs [Papel de arroz]

Técnica mixta sobre papel artesanal

160 x 118 cm

1991

Aunque en sus inicios José Guinovart se considera pintor figurativo, su estilo se definirá completamente tras un viaje a París, tras el que ésta se vuelve más conceptual. Sin embargo, la abstracción nunca será total, ya que a medida que va concretando su estilo, incorpora elementos físicos y simbólicos a sus obras, como sogas, huevos, bombillas o elementos definitorios y cargados de intencionalidad como símbolos y alusiones de resistencia política, con una técnica que, en ocasiones recuerda al grafitti.

Tiene un universo pictórico muy personal, con tendencia a la materia. Ya en los años 40, Ginovart incorpora elementos tridimensionales a los lienzos como maderas o telas, lo que parece un preludio del Arte Póvera, que no nace hasta 1967. Será también pionero en el desarrollo de la instalación como medio de expresión artística. La primera obra que se le conoce, en este sentido, es de 1966.

Más que el resultado perfecto o la mejora de la técnica le interesaba reflejar su memoria personal. No estaba interesado en el collage, sino que entendía que a la materia estaba vinculada el espíritu. Proclive a la investigación y a la obra abierta, fue un innovador que siempre apostó por la creación libre como necesidad de evolución y canto a la libertad.

Fue en sus inicios pintor figurativo, sin embargo, a medida que va avanzando en el tiempo, su obra se va abstrayendo. Su estilo se definirá completamente tras un viaje a París, a cuyo regreso su producción se torna más conceptual.

En su producción, la abstracción nunca será total, ya que a medida que va concretando su estilo, incorpora elementos físicos y simbólicos a sus obras. Tiene un universo pictórico muy personal, con tendencia a la materia. Elementos como sogas, huevos, bombillas u otros objetos definitorios y cargados de intencionalidad, son habituales en sus creaciones, usados como símbolo de resistencia política, con una técnica que recuerda al grafitti.

Ya en los años 40, Ginovart incorpora elementos tridimensionales a los lienzos, maderas o telas, que conectan directamente con lo que con posterioridad sería el Arte Póvera, que nace en 1967. Es también pionero en el desarrollo de la instalación como medio de expresión artística, trabajando este medio por primera vez en 1966.

Más que el resultado perfecto o la mejora de la técnica le interesa reflejar su memoria personal. No pretende hacer collage, sino que entendía que a la materia estaba vinculada el espíritu. Proclive a la investigación y a la obra abierta, fue un innovador que siempre apostó por la creación libre como necesidad de evolución y canto a la libertad.

Ginovart mostrará, a lo largo de toda su carrera, el gusto por el gran formato y la capacidad de arriesgar. Esto le lleva a conseguir numerosos premios y a exponer en museos y ferias de todo el mundo lo que se tradujo en un reconocimiento como gran pintor a edad temprana.

La inconformidad y el nihilismo le hacen explorar y componer un mundo nuevo de gran riqueza subjetiva gracias a que entendía el arte como una forma de narrar historias, para ello recurre a la incorporación de elementos orgánicos que evolucionaran en la obra con el paso del tiempo.

Su trabajo es un ejemplo de pintura informalista realizada con gran libertad en el lenguaje y que está en contacto con la realidad que reflexiona sobre su propio mundo interior y en el que queda patente su interés por el símbolo en forma de elemento tridimensional.

Patricia Bueno del Río
contacto
info

C/ Fábrica, 27
La Puebla de Cazalla
(Sevilla)

954 499 416

cultura@pueblacazalla.com

Horario de Invierno

V

17:30 - 20:30

S-D

11:00 - 14:00
17:30 - 20:30

Horario de verano

V

18:00 - 21:00

S-D

11:00 - 14:00
18:00 - 21:00

Entrada libre

Contacto