cortez

Diego

Ruiz Cortés

La Puebla de Cazalla (Sevilla), 1930 - Sevilla, 2009

Paisaje de Aracena con amapola

Óleo sobre lienzo

73 x 60 cm

1958

Dejando claro que en la década de los 50, Diego Ruiz Cortés fijaba su interés fundamentalmente en el género del paisaje, como podemos apreciar en esta pieza, muy acorde a su forma de entender la pintura en esta época, con reminiscencia de los grandes maestros del Postimpresionismo y el Impresionismo.

Podemos ver como divide el paisaje en varios fragmentos que, no dotados de perspectiva, actúan casi como fragmentos de terreno con elementos que están a caballo entre la figuración y una abstracción figurativa, que, sin embargo, incorpora elementos reconocibles como pueden ser las piedras o la flor.

La dura línea de contorno es un rasgo propio de su pintura en esta época. El influjo cercano de artistas como Francisco Cortijo, con quien comparte amistad en el Club La Rábida, al que ambos pertenecen, queda patente en obras como esta, en las que la dureza y el realismo se manifiesta metafóricamente independientemente del género representado.

Patricia Bueno del Río
contacto
info

C/ Fábrica, 27
La Puebla de Cazalla
(Sevilla)

954 499 416

cultura@pueblacazalla.com

Horario de Invierno

V

17:30 - 20:30

S-D

11:00 - 14:00
17:30 - 20:30

Horario de verano

V

18:00 - 21:00

S-D

11:00 - 14:00
18:00 - 21:00

Entrada libre

Contacto